sábado, 18 de octubre de 2008

AUDIE MURPHY (1924-1971)



ABSURDA MUERTE DE UN HEROE DE GUERRA

Por Jesús Iglesias Lerroux

Reanoke, Virginia. Mayo de 1971.

Audie Murphy, nacido en Kingston, Texas, muere a los 47 años calcinado, junto con otras seis personas que viajaban con él en su avión privado, que el propio Murphy piloteaba.

Con Audie Murphy no sólo desapareció un actor con más de sesenta películas en su haber, sino el soldado más condecorado en la historia militar de los Estados Unidos.

Fue precisamente su impresionante récord de guerra el que le abrió las puertas del cine, en cuyas filas fue recibido como auténtico héroe nacional.

Audie se alistó en el ejército a los 18 años y de inmediato fue trasladado al frente, en Europa. Sus hazañas durante la segunda guerra mundial fueron en verdad memorables. Resultó herido en dos ocasiones; absolutamente solo dejó fuera de combate, durante una acción particularmente dramática, ocho tanques enemigos; hizo el solo más de doscientos prisioneros alemanes y se cubrió de gloria, junto con su batallón, en épicas batallas en las Ardenas, en el Valle del Rhin, en Montecassino y en la playa de Omaha, en la costa europea.

Fue condecorado 24 veces y entre sus medallas figuran las más valiosas que otorgan los Estados Unidos, incluida la Medalla de Honor del Congreso, que comúnmente se concede en forma póstuma. También fue condecorado por el gobierno de Francia con la Legión de Honor y recibió otras medallas más de países aliados.

Cuando incursionó en el cine, Murphy era ya conocido de uno a otro confín dentro y fuera de su patria. Su debut cinematográfico fue con la película “Beyond Glory”, rodada en 1948, es decir, tres años después de que Audie retornó de Europa, al acabarse la contienda.

Más tarde estelarizó “The red of courage”, de John Huston; “The Cincinnati Kid”, de Bodd Boetticher, en 1955; y “Regreso del infierno”, basada en su propia vida e interpretada por él mismo.

Después de esta cinta, que marcó un hito en la carrera del héroe, Murphy se especializó en películas del Oeste norteamericano. Como héroe fílmico, actuó en numerosas cintas de discreta calidad hasta que, dirigido por Mankiewitz y John Huston hizo “El americano quieto” y “Lo que no se perdona”, filmes en los que demostró ser sumamente aceptable para el drama no bélico.

Audie Murphy se retiró de la pantalla en 1969 y se dedicó, con inusitado éxito por cierto, al negocio de inmobiliarias.

Fue precisamente en un viaje de negocios, pues iba a comprar varias construcciones en Miami, Florida, cuando sobrevino la tragedia.

1 comentario:

Rafael López dijo...

Hola!! encontre su blog y debo decir que merece respeto, es magnifico, me permitiria hacerle publicidad en nuestro blog? muchas gracias de antemano. Saludos!