lunes, 7 de julio de 2008

SAL MINEO (1939-1976)



APUÑALADO EN HOLLYWOOD

Por Jesús Iglesias Lerroux

Un hombre tambaleante, con la camisa tinta en sangre y gritando desesperadamente, alcanzó a correr diez o doce metros desde la puerta de su hogar y luego cayó junto a la acera, agonizante.

Los vecinos llamaron a la policía y una ambulancia. Pocos minutos después, el tranquilo sector hollywoodense, habitado en su mayor parte por actores, entró en conmoción.

Cuando el hombre era introducido en la ambulancia, dejó de existir. La policía comprobó  que su billetera estaba intacta, pero no descartó el robo como móvil del crimen. Coligió que la víctima trató de defenderse y ello le costó la vida.

Sal Mineo, el actor que hiciera famosas las navajas de resorte y la chaqueta de cuero, características del delincuente juvenil de la época, murió de cuatro puñaladas el 13 de febrero de 1976.

Su asesino resultó ser Lionel R. Williams, un negro de 21 años que estaba en libertad condicional por falsificación de cheques.

En la celda de la prisión donde fue albergado Williams, se colocó un micrófono. Williams narró los pormenores del crimen a su compañero de reclusión, pero jamás aclaró si había matado a Sal para robarle o por cualquier otro motivo.

Mineo vivía solo —nunca se casó— y llevaba una existencia tranquila, aunque alejado de la familia, que residía en Nueva York. Le sorprendió la muerte en los días que ensayaba la obra “Posdata: tu gato ha muerto”, que debería estrenarse la semana siguiente en un teatro angelino.

Hijo de un matrimonio italiano emigrante, Mineo nació en Nueva York el 10 de enero de 1939. Contaba al morir 37 años.

En el papel de delincuente juvenil en la película “Rebelde sin causa”, junto al también desaparecido James Dean, ganó un Oscar, trofeo que agregó al Emmy obtenido por su papel de Dino en una serie de televisión. La crítica lo elogió sin embages por su interpretación del baterista Gene Kruppa y la encarnación de un terrorista en “Exodo”.

La mayoría de los papeles que le adjudicaron tuvieron relación con la delincuencia juvenil, lo que hizo que se le conociera como “el chico de la navaja”. Mineo raramente hizo vida social y se le conocían pocos amigos, todos actores.

Entre sus películas más sobresalientes figuran:

“Seis puentes para cruzar”, con Charlton Heston; “La vida privada del Mayor Henson”; “El planeta de los simios” y, desde luego, “Rebeldes sin causa”.

En televisión destacó en las series “Ellery Queen” y “Joe Forrester”. Y en teatro triunfó en varias obras, entre otras “El rey y yo”, con la que conquistó Broadway.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

Realmente conmovedora la biografía de Sal Mineo. Lo recordaba vagamente como el joven actor de "Krakatoa al Este de Java" que un día murió trágicamente según un breve artículo periodístico. Muchos años después vi "Rebelde sin Causa" y me hizo gracia verlo casi un niño. Fue muy triste su final. Espero que se haga realidad la película sobre su vida.
Escribir a E-mail: films_fan08@yahoo.com

Anónimo dijo...

"Rebelde sin Causa" es una película que logra cautivar. Desde el comienzo se plantean situaciones dramáticas. No me fue muy fácil entenderla y la vi varias veces. El angustiante final es un tanto inesperado. De pronto "Platón" se convierte en el centro de interés. Parece haber perdido la razón y su comportamiento es impredecible. Muere absurdamente, cuando por fin había logrado la protección de los demás. ¿Habéis notado que Sal Mineo parece no ser uno sino varios adolescentes en el transcurso del film? Si no supiéramos que se trata del mismo actor, pensaríamos que son varios. Su rostro (de joven estudiante) es uno al comienzo del film para cambiar después en la escena de la casa abandonada donde parece un niño (o un bebé, si consideramos la Canción de Cuna de Brahms). Al final, ya enloquecido, parece un joven incontrolable y peligroso. No hace falta decir que sus ojos, tan bellos y expresivos contribuyen con el interés que genera. Acertó Nicholas Ray.

navarro_omar@hotmail.com dijo...

despues de volver a ver la pelicula rebelde sin causa de hace muchos años, uno puede percibir en la magia del cine algunas cosas o elementos que antes no lo podia ver, como la mirada penetrante de sal a deen y muchos caracteres de lo fino que era sal, sus manos sobretodo y su rostro una persona realmente atractiva y mas hermoso me atreveria a decir que el mismo protagonista deen, despues de leer algo de su biogarfia pude enterarme que era bi, pero eso no le resta importancia a la grandesa de su fama como actor y otras facetas, definitivamente sal mineo quedo inmortalizado como estrella.

Anónimo dijo...

Sal es dramático en sus películas y en la vida real. Como si fuera poco su éxito cinematográfico, sorprende también por su opción sexual la que aparentemente contradice sus papeles, por lo general, tan varoniles. Pero creo que esto lo hace aún más interesante, lo convierte en una Leyenda del Cine, de allí que famosos directores y artistas como S. Dalí y Terenci Moix lo hayan apreciado.

Anónimo dijo...

Efectuando un papel dramático, Sal Mineo apareció en un episodio de la serie de Tv "COMBATE", titulado en español como "El largo camino de regreso", donde realiza el papel de un soldado bisoño cobarde, quien finalmente se convierte en un heroe de la guerra

Anónimo dijo...

Hay buenas fotos de Sal Mineo pero creo que podrían obtener muchas más a partir de sus películas. En "Rebelde sin causa" se le ve muy bien, por ejemplo, en la escena donde busca el arma y luego sentado en su lujosa cama encuentra el sobre con un cheque y lo rompe.

Anónimo dijo...

me gustaria que diego luna hiciera el papel de sal mineo